Publicado el Deja un comentario

Yo Julia, Santiago Posteguillo

Después de un muy poco prolífico año en entradas, y por desgracia también en lecturas, he decidido cambiar el paso y dedicarle más tiempo a esta pasión que tenía un poco olvidada. Espero, queridos lectores, que sepáis perdonarme.

He empezado el año 2019 con varias lecturas, pero en lo que a libros bélicos se refiere (aunque aquí también englobo libros de Historia), he leído sólo uno, y no es otro que el último ganador del premio Planeta, Yo Julia, del profesor Santiago Posteguillo.

Llevo leyendo a Posteguillo desde que publicó su primera trilogía sobre Escipión el Africano allá por 2009 creo. Y he decir que, tanto la trilogía sobre Escipión, como la que escribió sobre Trajano, me gustaron mucho. Pero, en el caso de la novela que nos atañe en la entrada de hoy, no he salido tan entusiasmado. No es que la forma de escribir del autor haya empeorado. Es simplemente por el personaje en cuestión, que no le he pillado el punto. 


Aureo con la efigie de Julia Domna
Publicado el Deja un comentario

Yo fuí amigo de Hitler, Heinrich Hoffmann

Año nuevo, y primera lectura del año. Después de bastante tiempo sin publicar, volvemos a las andadas. Espero este año poder ser más constante en cuanto a lectura y a la publicación de entradas.
He vuelto con ganas, y he vuelto a mi tema favorito: el entorno de la Segunda Guerra Mundial.Y esta vez es un entorno digamos que íntimo y familiar. No es tanto relacionado con la política, batallas, generales, sino más bien con la amistad. O por lo menos a mí así me lo ha parecido. Es verdad, que cuando fue escrito el libro, justo después de la guerra, había que tomar distancias con el nacionalsocialismo, pero en honor a la verdad, he de decir que en la obra de hoy, «Yo fui amigo de Hitler», de su fotógrafo personal e íntimo amigo, Heinrich Hoffmann, el autor no emite ni una sóla crítica hacía el Führer. Por lo que deduzco que realmente fue su amigo, y que, tal y como cuenta Hoffmann, Hitler encontraba en su hogar un entorno tranquilo y se sentía a gusto.