Publicado el Deja un comentario

Stalingrado, Antony Beevor


La batalla de Stalingrado fue, desde mi punto de vista, un momento bisagra en la contienda. Desarrollada entre los meses de septiembre de 1942 y febrero de 1943, fue un revés tan duro para la Wehrmacht, que ya perdió la iniciativa, y lo que había sido una guerra de atacar y avanzar, se convirtió para el ejército alemán en una guerra de defender y retroceder. Esta batalla, desde un punto de vista propagandístico, sirvió para demostrar a los Aliados que la Werchmacht no era invencible, y ayudó de manera considerable a subir la moral de los países aliados, que hasta ese momento y salvo en contadas ocasiones, sólo habían conocido la derrota.

Recuerdo bien, que al finalizar la lectura, me quedé con el libro en las manos, pensando y rememorando lo que había leído. Repasando una y otra vez los personajes, las situaciones, lo mejor y lo peor de la guerra. Es un libro que, quizás para recién iniciados, sea un poco denso y complicado de digerir. Pero para los que llevamos ya años leyendo e informándonos, sin duda es un «must read» y no una, sino varias veces.

Un saludo,

Javier

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *